VIVE. AMA. DÉJATE LLEVAR


Solo podemos aprender a querer queriendo

sábado, 2 de febrero de 2013

La chica del abrigo negro.

Anda sola, chica de mediana estatura con una piel blanca que contrasta del todo con los tonos oscuros que pueden observarse por la calle humeda y fría y sobretodo con su abrigo negro, casi tanto como destaca su pelo claro, se ve a leguas de distancia. Lleva auriculares puestos, cualquiera sabe qué tipo de música lleva aquella chica con paso acelerado y manos en los bolsillos. 
La baja temperatura de las calles de su ciudad provocan el enrojecimiento de sus mejillas y nariz, parece  del norte. Mira hacia abajo, el pelo le tapa la cara, pero dicen que su mirada guía a los barcos.
 "sólo los gatos conocen bien sus ojos" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario